Camii Jb
Lo extraordinario tiene un doble filo muy cabrón y es que después ya no consigues que la normalidad te satisfaga, si alguna vez lo hizo.

(Source: hachedesilencio.net, via ni-mis-miedos-me-detendran)